-Integrantes del equipo “Pinchangueros” nacidos en el país sudamericano de Perú y radicados en Nuevo León encuentran en la liga dominical nicolaita la mejor opción para practicar su deporte preferido.

Por: Raúl Guevara Ortiz.- Más de 4,800 kilómetros los separan desde su ciudad de origen, Lima Perú y el pasto sintético de la Liga CasaBella del municipio de San Nicolás Nuevo León México donde 10 integrantes del equipo “Pichangueros”, muchos de ellos sin conocerse se unieron para jugar y divertirse dentro del deporte del fútbol 7.

“Existe una Asociación de Peruanos en Monterrey, donde llegamos nos conocimos la mayoría que fue de donde surgió la idea de armar este equipo, dentro de esta Liga que luego de investigar y conocer algunas otras, nos decidimos por inscribirnos debido a su organización” comentó Guillermo Pozo, capitán de los Pichangueros, nombre que en nuestra región significa “cascareros”, como en los viejos tiempos se le nombraba a los equipos de barrio que en las calles de las colonias se juntaban para jugar.

Obreros, ingenieros, choferes y administradores son las actividades que los integrantes del equipo peruano practican en su vida diaria en nuestro estado.

Los Pichangueros manifiestan que a pesar de tener desde tres hasta nueve años de radicar en el área metropolitana de Monterrey, y algunos ya con su familia completa, no dejan de extrañar su país, su comida, su música aunque señalan de que no existe mucha diferencia entre muchas de las costumbres de entre México y Perú.

“Algunos de nosotros ya hemos hecho vida aquí, otros no pueden olvidar que llegaron aquí siguiendo el amor de una mujer”, comentó en forma de anécdota Luther de León, goleador del equipo.

“Yo practico el fútbol desde mi niñez, he estado en divisiones menores en Deporte Cristal, estuve en segunda división y en primera de reservas”, dijo uno de los delanteros del equipo Aldo Danilo Farías.

Durante su participación en el juego de la jornada 3 de la Liga Dominical de Fútbol 7 CasaBella, los Pichangueros saltaron al sintético portando la bandera de su país y portando el tradicional uniforme de su selección mundialista blanco con la tradicional franja roja, en medio de una vaya ofrecida en su honor por la escuadra del Napoli su rival en turno, mientras el sonido de las instalaciones tocaba el himno nacional del Perú.

La nostalgia al recordar a jugadores como Héctor Chumpitaz, Teófilo Cubillas, César Cueto, Julio César Uribe y los inolvidables de la afición regia Geronimo Balbadillo y Walter Ormeño invadió en el ambiente de la Liga CasaBella al escuchar las notas del himno peruano, mientras los Pichangueros recorrían la cancha de fútbol 7 y se acomodaban para la foto oficial.

Ya durante las acciones, el buen fútbol, dominio del balón, y la contundencia goleadoras se manifestaron plenamente al derrotar por marcador de 10-2 a los del Napoli que nunca pudieron descifrar el ajedrez sudamericano.

La contundencia del capitán Guillermo Pozo que se despachó con 4 goles, el par de dobletes de Anibal Rodríguez y Aldo Farías, con las aportaciones de Luther León, Alejandro Rodolfo con un gol cada uno dejaron de manifiesto que serán un equipo duro de vencer y posiblemente uno de los serios aspirantes al campeonato, pero una característica particular…cada partido de ellos tendrá el carácter de internacional.

¡Comparte!