-Levanta la corona de campeón, al superar 5 goles a 4 en final de fútbol rápido decidida en shoot out, en la categoría Premier de la Liga Casa Bella.

 

Por: Raúl E. Guevara Ortiz.- En un juego parecido a un guion de película de suspenso de  Alfred Hitchcok, el equipo de “Agrimor” se proclamó campeón del Torneo Premier de la Liga Casa Bella de fútbol rápido al vencer por 5 goles a 4 al “Real Anáhuac”,  en un partido definido en “muerte súbita” de shoot out luego de concluir empatados a 3 en el tiempo reglamentario.

 

El encuentro revestido de una gran importancia, por ser La Premier la categoría de más alto nivel competitivo en Casa Bella, comenzó tal y como la dosis de adrenalina pronosticada, siendo  el Agrimor  quien con su propuesta ofensiva se pusiera adelante en el marcador  por conducto de Gerardo Hernández, quien  con tremendo disparo puso el 1 a cero.

 

Pero la respuesta llegó en forma inmediata del Real Anáhuac  gracias a que en una serie de rebotes sobre la portería rival Jorge Galván aprovecho un pequeño hueco para anidar la esférica y poner las cosas uno a uno.

 

Llegó entonces la picardía  de Erick Tovar del Agrimor, quien ante una precipitada salida del portero  Francisco Galván, elevó el balón para que con clásico “globito” decretar el 2 a 1.

 

Al inicio del segundo periodo y en forma muy similar a su anterior gol Jorge Galván colocó el 2-2 para el Real Anáhuac, ante la algarabía de sus seguidores en las gradas de  Casa Bella, quien tuvieron también la oportunidad de ver la remontada de su equipo en el marcador gracias a la anotación en tiro de castigo de Edgar “El Pato” Martínez quien con su potencia acostumbrada le dio con todo al balón.

 

El reloj seguía angustiosamente su marcha para el Agrimor, y sus embates no fructificaba en la meta rival, la anunciación de 2 minutos de juego surgió de lado del tercer oficial y el titulo se escapaba de la manos, pero Alexis Delgado no dejó morir a su equipo anotando el gol del empate a 3  y alargando el encuentro hacia los tiros de shoot out.

 

La tensión creció en ambas escuadras y en el graderío cuando el empate prevaleció en la ronda inicial de tres, gracias a los goles de Diego Guelmo (Real Anáhuac) y de Erick Tovar (Agrimor).

 

Llegó entonces “la muerte súbita” y los tres tiradores del “Real” erraron sus tiros, no así Juan Moreno quien con su número 8 en la espalda se vistió de héroe al llevar a su equipo a la ansiada coronación.

 

Correspondió a Gerardo Guerra, presidente de la Liga Casa Bella premiar a los contendientes, quienes sin rencores de por medio celebraban una misma victoria, pero de un solo campeón el  Agrimor.

¡Comparte!